En 100 días de gestión, Sheinbaum ventila la corrupción heredada

Con una denuncia cada tres días, en promedio, el Gobierno de la Ciudad de México encabezado por Claudia Sheinbaum Pardo ha puesto a la vista de los ciudadanos hechos como corrupción y abandono de distintas áreas, de los que culpó a la anterior administración.
En los primeros 100 días de gobierno, la titular del Ejecutivo local denunció 38 acciones de gobierno irregulares, de las cuales 16 están relacionadas con presuntos malos manejos en la nómina, construcciones, centros de verificación vehicular, cobro de cuotas y extorsión en la anterior Secretaría de Seguridad Pública, además de la venta de plazas de bombero.

En al menos 22 ocasiones más, Sheinbaum Pardo acusó la mala administración del gobierno de Miguel Ángel Mancera Espinosa en áreas como salud, transporte público, seguridad y procuración de justicia, finanzas, suelo de conservación, programas sociales, así como en la reconstrucción de la ciudad tras el sismo de septiembre de 2017.

Lo anterior ha dado como resultado la cancelación de cinco proyectos iniciados en el sexenio pasado, como la planta de termovalorización, el Centro de Transferencia Modal Constitución de 1917, el sistema de actuación por cooperación de la barranca de Tarango, las fotomultas y la segunda fase del proyecto inmobiliario conocido como torre Mítikah.

Asimismo, ha puesto en tela de juicio todo lo que huele al anterior gobierno y está bajo sospecha. En esa lógica se ha enfrascado en la revisión de todos los programas y proyectos de los pasados seis años, incluidos permisos administrativos temporales revocables, sistemas de actuación por cooperación y polígonos de actuación, así como las asociaciones público-privadas para la ejecución de distintas obras, al considerar que son onerosos y lesivos para la capital del país.

Sin embargo, hasta ahora no se ha sancionado a ningún ex funcionario del gabinete anterior y los únicos señalamientos públicos han recaído en dos ex servidores de nivel medio de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda.

La Secretaría de la Contraloría General acumula expediente tras expediente de investigación por supuestos aviadores, sindicatos que usurparon las funciones de la autoridad, extorsión y cobro de cuotas en Coyoacán e irregularidades en proyectos inmobiliarios y contratos de la Secretaría de Salud, sin que hasta ahora se haya dado a conocer algún resultado de esas indagatorias.

En medio de estas acusaciones, al nuevo gobierno le han estallado conflictos a los que no se ha dado solución, como el de los bomberos, que desde hace 100 días reclaman 330 plazas, o artesanos triquis que se niegan a ser reubicados y han instalado sus puestos en los portales del Antiguo Palacio del Ayuntamiento para vender sus productos, mientras comerciantes ambulantes se han extendido en el Centro Histórico, donde Sheinbaum Pardo asegura está prohibida la venta en vía pública.

Hasta ahora, las acciones de su programa de gobierno parecen no tocar piso, como el denominado Fotocívicas, que sustituirá a las fotomultas, el cual sigue sin concretarse, aun cuando se comprometió a implementarlo a principios de este mes, aunque aseguró que este viernes se hará un anuncio al respecto.

Incluso, en el caso de su programa estrella: Puntos de Innovación, Libertad, Artes, Educación y Saberes (Pilares), no se alcanzó la meta de inaugurar los 25 centros comunitarios comprometidos en este periodo, aun cuando la mayoría se ubican en inmuebles que ya existían.

Tras anunciar la desaparición del Agrupamiento de Granaderos el primer día de su mandato, en materia de seguridad la nueva estrategia implementada ha carecido de resultados; por el contrario, se disparó la comisión de delitos como el homicidio, que se incrementó 67 por ciento en los tres meses recientes, en comparación con el mismo periodo anterior, al registrarse un promedio de cinco diarios; mientras en robo a usuarios del transporte público se denunciaron 10 casos al día, según datos de la Procuraduría General de Justicia.

En la periferia de la ciudad, la inseguridad ha llevado a los pobladores a hacer justicia por propia mano, lo que ha generado al menos 11 intentos de linchamiento, principalmente en Xochimilco, Milpa Alta, Álvaro Obregón, Tláhuac, Magdalena Contreras y Gustavo A. Madero.

El abandono en que se dejó a la ciudad es más grave de lo que pensábamos, justificó la jefa de Gobierno ante los resultados que ha tenido su estrategia de sacar a la policía a la calles en aras de regresar la paz y la tranquilidad a la Ciudad de México, y que acciones como el operativo que se inició en microbuses para inhibir los asaltos generó el desplazamiento de este delito a otros sistemas de transporte.

El gobierno de Sheinbaum Pardo también ha sido fuertemente criticado por vecinos por tolerar la proliferación de bicicletas y monopatines sin estacionamiento fijo en la zona central de la ciudad. En respuesta se comprometió a regular ese servicio, el cual prevé extender a otras áreas, pese a las quejas por la invasión del espacio público de estos aparatos.

En su estilo de gobernar, la ex jefa delegacional de Tlalpan ha seguido los pasos del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Al igual que el político tabasqueño, Sheinbaum Pardo inauguró desde el primer día las audiencias públicas mañaneras, lleva a cabo todos los días reuniones con su gabinete de seguridad y atiende a la prensa en una conferencia diaria.

A la ciudad le sobraba corrupción

Ayer, Sheinbaum Pardo insistió en las acusaciones contra el anterior gobierno al señalar que al asumir el cargo encontró que a la ciudad le sobraba mucha corrupción y le faltaba mucha atención.

Entrevistada luego de inaugurar un seminario sobre ingeniería de tránsito dijo que el domingo dará un informe sobre los avances de su gestión en este periodo y consideró que junto con su gabinete se ha hecho un buen trabajo, el cual está a la evaluación de los ciudadanos.