Estruendo por ráfagas de armas de alto calibre, dejó dos muertos y un herido

Una ráfaga de disparos cobró la vida de dos hombres y uno más quedó lesionado, esto después de que fueron atacados por un grupo de sujetos desconocidos que presuntamente sorprendieron a sus víctimas y después del ataque sus cuerpos quedaron tirados en el suelo. Este hecho provocó alarma y miedo en los pobladores de la comunidad de Huitel, municipio de Tezontepec de Aldama.
Vecinos de la calle Francisco Villa denunciaron al número de emergencia 911, una ráfaga de disparos de arma de fuego, al parecer de alto calibre, que se escucharon como fuertes estruendos alrededor de la 1:20 de la mañana del pasado miércoles.
Por ello los policías y elementos de protección civil fueron activados por el sub centro de cómputo C-4 y acudieron al lugar indicado, donde encontraron dos cuerpos de hombres que carecían de signos de vida y uno más tenía lesiones en las piernas y brazos, producidas por disparos de arma de fuego que les hicieron los agresores.
El herido recibió en el lugar los primeros auxilios prehospitalarios y después fue trasladado al hospital integral Cinta Larga.
Mientras tanto, la policía acordonó el área donde quedaron tirados los dos cadáveres y posteriormente fueron levantados por el personal de la Procuraduría general de justicia de Hidalgo, quienes dieron la orden de que fueran trasladados al necrocomio, donde los médicos forenses les practicaron la necropsia de ley para definir la causa de las muertes.
Tras lo ocurrido, algunos vecinas de esa zona comentaron que en el momento en que se registró el ataque escucharon varios disparos de arma de fuego, los cuales eran sonidos fuertes, por lo que deducen que pudieran tratarse de pistolas de alto calibre.
Asimismo y de manera extraoficial trascendió que los agresores supuestamente viajaban a bordo de una camioneta roja y que llegaron, y sin detenerse o titubear hicieron las detonaciones contra sus víctimas.
Finalmente, el personal de la procuraduría una vez que levantó los cuerpos y los casquillos percutidos que ahí quedaron, dio inicio a una carpeta de investigación ya que no hubo detenidos.