Habitantes se manifestaron contra CEMEX en Atotonilco

* Exigen que la cementera no dañe el ambiente con su contaminación

La contaminación y los problemas viales que genera la cementera Cemex ha provocado gran molestia en los pobladores aledaños a la fábrica, quienes bloquearon la carretera Atotonilco-Vito, pues aseguran que son afectados por todos los residuos que se expanden en el medio ambiente, mismos que respiran y que además aunado a esto pareciera que todos los pliegos petitorios que ha firmado la empresa los tiran a la basura, ya que hasta el momento no han cumplido nada.
Los manifestantes en su mayoría vecinos de El Refugio, Rancho San Antonio y Texas, pertenecientes al municipio de Atotonilco de Tula salieron ayer a la calle para bloquear el acceso a la empresa y casi hasta donde se encuentra la entrada al balneario Vito.
Exigieron que la empresa deje de utilizar materiales con sustancias pesadas como el coque y el humo que se genera al incinerar llantas, pues aseguran que esto con el tiempo les va a generar a ellos problemas cáncer y otras enfermedades.
También solicitan que cumplan con los acuerdos que han firmado con los vecinos como es el libre tránsito, ya que, dijeron, se han apropiado del camino.
Asimismo, aseguraron que sus casas e inmuebles se han visto afectados en sus estructuras ya que con los trabajos que realizan en la fábrica se generan ciertos estallidos que causan fisuras en las paredes.
Por ello, invitan a todos los vecinos del municipio para se sumen y les apoyen y piden a los dueños de la empresa que realmente se comprometan con el pueblo, que dejen de tomar represalias con los trabajadores que tienen familia que apoya al sindicato a este movimiento, señalando que su leyenda de que son responsables, es totalmente una mentira.
Otro de los problemas que piden se atiendan es la humedad que genera la empresa sobre todo cuando llueve ya que una de sus paredes tiene un hoyo por el cual se sale el agua que provoca inundaciones y causa grietas en algunas viviendas.
Afirmaron que ayer las unidades de la empresa no ingresarían, pues la gente dijo que hasta que no sean realmente escuchados no dejaran pasar las unidades que entran, ya que muchas veces estos desechos les provocan dolores de cabeza, vómitos, etcétera.
Aseguraron que la empresa no respeta las normas para que el ambiente no sea dañado y ya no se puede negociar con apoyos para carreteras o beneficios para algunos cuantos que ni siquiera a ellos les beneficia de manera directa.
En este sentido, indicaron que ya no están dispuestos a cambiar su salud por una banqueta, pues piden a la gente que hagan conciencia histórica que se preocupen por la salud y el beneficio de la gente.
Cabe mencionar que hasta la tarde de ayer, los pobladores no habian sido atendidos por alguna persona de la empresa que realmente tenga la autoridad de decisión, pues aun cuando salieron algunos empleados les dijeron que no pueden dar o comprometerse con algo, ya que primeramente deben enviar el pliego petitorio a la central y después de ahí esperar la respuesta.