Huachicoleros de otros municipios, quieren tomar el control en Atotonilco: Alcalde

El alcalde de Atotonilco de Tula, Raúl López Ramírez, afirmó que el huachicoleo volvió con más fuerza hace unos días a su municipio.
En entrevista sostuvo que a principios de año pareció perder fuerza o incluso haberse erradicado con las estrategias del gobierno federal contra el robo de hidrocarburos de ductos de Pemex, pero ahora con el paso de los días, parece haber vuelto con mayor fuerza a pesar del reforzamiento en la vigilancia sobre las instalaciones de Pemex.
Aseveró que incluso actualmente se sabe que presuntos chupaductos de otros municipios hidalguenses van a su municipio con el objetivo de abastecerse de huachicol porque en sus respectivas demarcaciones las cosas están complicadas en cuanto al hurto de energético.
“Por ejemplo, me informaron hace poco que presuntos huachicoleros originarios de Tula de Allende, en concreto de la comunidad de Santa Ana Ahuehuepan quieren entrar a controlar los ductos de aquí del municipio”.
Señaló que esta variante no se puede permitir, por lo que de inmediato habrá coordinación con las fuerzas federales con presencia en el municipio y la policía municipal para reforzar los rondines de vigilancia y operativos contra el robo de gasolinas.
“Tendremos que ponernos de acuerdo con el Ejército mexicano, la Policía Federal y Gendarmería para evitar que estos grupos se infiltren”.
Sobre la reciente detección y aseguramiento de bodegas huachicoleras e incautación de hidrocarburo así como de unidades utilizadas para el trasiego de energético de procedencia ilícita por parte de la policía municipal, aseguró que no se tienen mayores datos, más que los que son del dominio público y aseguró que todo el combustible recuperado se ha puesto a disposición de las autoridades competentes.
Reveló que hace unos días se localizó un ducto con más de diez tomas clandestinas (sin precisar cuál) y que el riesgo está en que esa tubería pasa por detrás de una secundaria, lo que pone en riesgo a la comunidad estudiantil porque puede ocurrir una explosión como la que aconteció en Tlahuelilpan.
Por último aseveró que de ahí la importancia de decirlo, de denunciarlo, de hacer el llamado a las autoridades superiores para que tomen cartas en el asunto y se prevenga esta situación, además de hacer algo al respecto.