La comunidad LGBT exige justicia por el crimen de jovencito

Familiares, amigos e integrantes de la comunidad Lésbico Gay y Transexual (LGBT) se manifestaron ayer para exigir justicia por el asesinato de “Renata”, el jovencito que apareció muerto el pasado sábado y con la cabeza destrozada. El cortejo fúnebre que llevaba el cuerpo para darle sepultura exigió a las autoridades que se aclare este asesinato.
Las más de 30 personas que salieron el domingo por la tarde vestidos de blanco y con unas cartulinas que traían leyendas que de manera textual decían “Hoy salgo a gritar por Renata”, “Todos somos Renata” “No más violencia contra la mujer”, “Justicia por Renata”, “Justicia hasta dar con el culpable”, “Salgo a gritar yo porque Renata ya no puede”, “Ni una más”, “Ministeriales hagan su trabajo, Justicia por Renata”, “todos somos iguales” entre otras.
El contingente se fue caminando de la iglesia del Infonavit hacia la colonia centro de Tepeji, para de ahí trasladarse con el cuerpo de J.G.M. de 20 años de edad, hasta el panteón donde finalmente descansa en paz.
El domingo se llevó a cabo la misa de cuerpo presente y de ahí salieron para sepultarlo, caminaron con una gran indignación que les provocó la muerte de este joven que era conocido como Renatita Spencer y por ello gritaron que ¡ya basta a la homofobia! y a tanto crimen, ya que dijeron que ser homosexual, lesbiana o bisexual no es una enfermedad “ya que el enfermo eres tú”, por lo tanto exigieron que se ponga un alto a la injusticia que se comete contra estas personas.
“¡Justicia a Renata!” fueron los gritos que se pudieron escuchar mientras las personas salieron caminando de la iglesia hasta recorrer las principales calles del centro de Tepeji, por donde pasó el cortejo fúnebre de este joven que era integrante de la comunidad Gay y que lamentablemente fue asesinado y encontrado la mañana del sábado en un predio muy cerca de su vivienda ubicada en el Infonavit El Cerrito, donde sus agresores lo dejaron tirado y semidesnudo ya que al ser localizado tenía sus pantalones bajados hasta las rodillas.