La Contraloría municipal culminó el proceso contra el ex edil Jaime Allende

La Contraloría municipal de Tula ya culminó su proceso de investigación por la presunta malversación de fondos públicos del ex alcalde Jaime Allende González y aparte de buscar su inhabilitación como servidor público, promueve el resarcimiento de los daños al erario de Tula, según informó el contralor municipal, Emmanuel Chacón Estrada.
Sin embargo, se ha conocido extraoficialmente que el ex edil ha continuado comprobando en la Auditoría Fiscal del estado (ASEF) los faltantes que presuntamente ascendían a unos 60 millones de pesos y se ha sabido que ya lleva comprobada la mayor parte y le faltarían unos 6 millones de pesos.
Por su parte, Emmanuel Chacón señaló que luego de casi tres años, se finalizó el procedimiento administrativo y que ingresaron los recursos a las áreas conducentes, y ahora tendrán que esperar a que las áreas superiores del estado determinen qué sigue.
“Por ejemplo, la Contraloría estatal tendrá que determinar si procede la inhabilitación, y, en su caso tendría que dictaminar por cuánto tiempo se la impone, de tal manera que si quiere ser nuevamente servidor público el ex presidente tenga que presentar primeramente una carta que diga que no está impedido para ser funcionario, cosa que sería imposible”.
Incluso, señaló que la misma medida pesaría sobre el ex síndico hacendario, Javier Arana Hernández y la ex tesorera, Margarita Mera González, como responsables inmediatos de las finanzas del municipio.
Chacón Estrada sostuvo que aunque no tiene el dato preciso, el monto a resarcir en caso de que así lo resolvieran autoridades superiores sería de varios millones de pesos.
Asimismo, dijo que el recurso para solicitar la inhabilitación de Allende González, se habría ingresado el 7 de agosto del año pasado y que en su área todavía no reciben contestación de la Contraloría estatal, por lo que ignoran si procedió o no el recurso.