Siguen las enormes filas de pipas en la refinería para cargar gasolina y llevarla a otras entidades; choferes ya son víctimas de huachicoleros

* La PGR ya está recibiendo denuncias de robo de combustible a piperos, quienes temen por sus vídas. * Protección Civil alerta sobre graves riesgos en bodegas domiciliarias, donde ha habido incendios y no saben cómo apagarlos
Largas filas de pipas continúan afuera de la zona de Ventas de la refinería Miguel Hidalgo en espera de poder cargar gasolina y trasladarla a gasolineras de otras entidades. Choferes de las unidades informaron que tienen que esperar hasta más de dos días para cargar. También se conoció que los operadores ya están siendo víctimas de la delincuencia, ya que los huachicoleros los atacan para quitarles el combustible.
En un recorrido que realizó LA REGION, se observó que la carretera Tula-Refinería continúa abarrotada de pipas que están formadas para ser llenadas de hidrocarburo (gasolina) que están trasladando a puntos de venta en distintos estados del país donde hay desbasto del producto por el retraso para entregarlo.
Asimismo, y de manera extraoficial trascendió que la Procuraduría General de la República (PGR) ya empezó a recibir denuncias por robo y asalto de pipas, en su mayoría de empresas particulares, que están siendo atracadas por sujetos desconocidos que se llevan el producto y lo están almacenando en bodegas o predios.
Algunos compradores de hidrocarburo, de manera anónima, afirmaron que sí son compradores de huachicol porque el gobierno los orilló a caer en estas prácticas, ya que los ingresos que tienen de su trabajo no les alcanzan para pagar el costo tan elevado de las gasolineras.
De manera tajante dijeron que “el gobierno nos tiene jodidos” porque más allá de pensar en beneficiar a la sociedad mexicana, se ha dado a la tarea de afectar más al ciudadano trabajador que va al día y que busca vivir de manera honrada.
Ante las acciones del gobierno federal de cerrar los ductos, ya se empezó a agotar el huachicol, por lo que la gente está utilizando menos sus vehículos, los cuales dejan en sus viviendas y sólo los usan en casos de emergencia.
LA REGION ha podido constatar que en esta semana el volumen de vehículos que circulaban por las carreteras principales que comunican con el centro de Tula se han reducido, esto en comparación con los días pasados cuando todo mundo podía tener acceso al huachicol, especialmente en la carretera Tula-Tepetitlan, la cual se ve más despejada que antes.
GRAVES RIESGOS PARA PIPEROS
Sin embargo, los atracos a pipas particulares ya empezaron a ser reportadas ante la autoridad competente y aunque el producto está protegido por el seguro, no ocurre lo mismo con los conductores, quienes pueden llegar a perder hasta la vida cuando los intervienen los huachicoleros en la carretera.
Asimismo, se especula que el combustible robado es llevado a predios donde lo almacenas, pero esto también preocupa a protección civil y bomberos de esta región.
Ángel Barañano, director de protección civil y bomberos de Tlahuelilpan, afirmó que ahora su preocupación está en los domicilios y bodegas donde se pudiera almacenar el producto y sobre todo, cuando se ubican entre la mancha urbana, donde pudiera haber un incendio o explosión y se pueda afectar a gente inocente.
Informó que hace unos días en una colonia popular de Tlahuelilpan ocurrió un incendio en dos bodegas y por desconocimiento unas personas empezaron a aventarle agua al fuego, originando que el producto y el fuego corriera por la calle y afectara a un domicilio aledaño.
Ante ello, hizo énfasis en que a los incendios originados por hidrocarburo no se les puede arrojar agua, sino un líquido especial que combate de manera directa el incendio.
COMERCIANTES NO HAN SIDO AFECTADOS
Por otra parte, comerciantes de esta zona afirmaron que hasta el momento no se han visto afectados por desabasto de gasolina y que hasta ahora sus proveedores de frutas, flores, productos de la canasta básica, enlatados y demás, que se venden en una tienda común no han tenido problemas para surtirse, esto en mercados, tiendas y tianguis.
Mauro Vega, comerciante del tianguis de esta ciudad, informó que tiene una tienda donde vende embutidos, lácteos, enlatados y otros productos y expresó que no ha tenido problemas de retraso de sus proveedores porque cuando requiere más mercancía él de manera directa acude a Tlanepantla y al acudir a las gasolineras de esta zona a cargar gasolina, lo ha hecho sin problemas.
El comerciante comentó que es labor del gobierno mantener la distribución adecuada de gasolina que es propiedad de la nación y dijo no entender por qué si el problema son los huachicoleros, por qué se está afectando a la gente buena, gente de trabajo y no directamente a esas personas que realizan prácticas ilícitas.
Consideró que el gobierno debería tomar otras acciones o quizás analizar estrategias de cómo llevar la gasolina a los puntos de venta en distintos estados del país donde hay desabasto, y propuso también redoblar la vigilancia en los ductos, que quizá, agregó, pudieran seguir utilizándose.