Real Madrid culmina su debacle al ser eliminado de Champions

El reinado europeo del Real Madrid de más de mil días en la Liga de Campeones llegó a su fin. Y lo hace de una manera pasmosa, cuando el conjunto merengue perdió en siete días ante su acérrimo rival Barcelona en la liga local y en las semifinales de la Copa del Rey. Este martes fue el colofón de una debacle en la que el Ajax arrasó al conjunto blanco por 4-1 en el estadio Santiago Bernabéu para tumbar de su trono al campeón de las recientes tres ediciones de Champions.

Con una exhibición de pegada letal, el conjunto holandés selló una victoria 5-3 en el marcador global para echar al cuadro español de la eliminatoria de octavos de final.

Ajax necesitó de apenas 20 minutos para darle la vuelta al 2-1 adverso del partido de ida, por cuenta de los tantos de Hakim Ziyech (7) y de David Neres (18).

Dusan Tadic, tras asistir en los primeros dos goles, aumentó la cuenta al minuto 62 y Lasse Schone coronó la victoria del Ajax –para acceder a los cuartos de final por primera vez desde 2003– con un notable tiro libre desde un ajustado ángulo, al minuto 72. Marco Asensio había descontado para los anfitriones momentos antes.

Fue la cuarta derrota seguida como local para el Madrid, algo no visto desde 2004, y corona una de las semanas más aciagas en la historia reciente del club español.

En una semana se nos ha ido todo. No hay que buscar excusas, declaró el lateral madridista Dani Carvajal: llevamos una temporada de mierda.

También marca el final de una era de supremacía sin precedente de los merengues en la Liga de Campeones tras atrapar el título en tres ediciones consecutivas. El Madrid había alcanzado al menos las semifinales en ocho torneos seguidos, sin naufragar en octavos desde 2010.

La humillante debacle ante el Ajax sigue a dos dolorosas derrotas ante Barcelona: 1-0 en la liga española y 3-0 en la Copa del Rey.

En su primera temporada sin Cristiano Ronaldo, el Madrid capituló en una eliminatoria de Champions, algo que no le ocurría desde la semifinal de 2015 ante Juventus.

La afición en el Bernabéu quedó enmudecida temprano cuando Ziyech marcó, tras un contragolpe que Tadic puso en marcha por la banda derecha a raíz de un fallo grosero de Toni Kroos. Tadic fue el gestor con una sensacional jugada en la que desairó a Casemiro con una ruleta antes de habilitar a Neres para batir al guardameta belga Thibaut Courtois.

Todo le salió mal al Madrid, con lesionados y remates en los postes. Y su capitán Sergio Ramos permaneció sentado desde lejos en un palco –donde le filmaban un capítulo de su documental– tras la tarjeta amarilla en la ida que le impidió jugar en el segundo duelo.

Tanto Lucas Vázquez como Vinicius Júnior salieron lesionados en medio de lágrimas antes del descanso; fueron remplazados por Gareth Bale y Marco Asensio, respectivamente.

Vinicius se lesionó tras una galopada en la que quedó cerca de abrir el marcador para el Madrid. El juvenil brasileño rompió a llorar al regresar al banquillo.

Fue otra noche de abucheos para el cuestionado Bale, quien estrelló el balón en el poste. Mientras el timonel argentino Santiago Solari deja inscrito su nombre en una de las peores épocas del club, el portugués José Mourinho, ex técnico de los merengues, ya dijo que no le molestaría volver al Madrid.

Crisis es una gran palabra. Es un golpe mental, pero es lo que hay. Vamos a levantarnos, así es el futbol, declaró Courtois.

En el otro duelo, el Tottenham se impuso 1-0 en Alemania para anclarse en los cuartos de final de la Liga de Campeones. El portero Hugo Lloris y el tanto de Harry Kane a los 49 minutos sepultaron cualquier esperanza de remontada del Borussia Dortmund. El conjunto inglés sumó un marcador global de 4-0 después de tomar una cómoda ventaja en la ida.