La SSH pone en marcha la Segunda Semana Nacional de Salud Bucal

Pachuca, Hgo.- Más de un millón y medio de acciones preventivas y curativas desarrollará el Sector Salud en nuestra entidad, durante la Segunda Semana Nacional de Salud Bucal 2018, teniendo como eje principal la capacitación para el autoexamen de la boca.
Dichas capacitaciones, tienen principal énfasis en los grupos vulnerables como preescolares, escolares, embarazadas, adultos mayores y personas con enfermedades crónico degenerativas.
Esto, a fin de fortalecer la cultura del autocuidado a través de la auto exploración, ya que, de acuerdo a los especialistas, las principales, y muy frecuentes, enfermedades o lesiones que afectan el buen funcionamiento de la boca, son fácilmente prevenibles con sencillas medidas de higiene.
Entre estos padecimientos, se encuentran las caries, gingivitis, la enfermedad periodontal y las úlceras.
Por ello, del 5 al 9 de noviembre, bajo el lema “Salud Bucal, Mucho Más que Dientes Sanos”, la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH), intensificará las acciones preventivas del Esquema Básico de Prevención de Salud Bucal, entre ellas, la enseñanza de la técnica correcta del cepillado, un adecuado uso de hilo dental y la detección de placa bacteriana.
En esta estrategia participa la sociedad en su conjunto, así como instituciones del Sector Salud: ISSSTE, IMSS, SSH, DIFH, SEPH, SEDENA, UAEH, asociaciones civiles y colegios dentales.
Dentro de las medidas generales para prevenir las enfermedades y/o lesiones en la cavidad bucal, incluyendo labios, dientes, muelas, paladar, lengua y encías, están:
El cepillado correcto de dientes y muelas al levantarse, después de cada comida y antes de dormir para eliminar bacterias.
La visita al dentista por lo menos una vez al año, es fundamental. Esto permitirá detectar a tiempo cualquier problema y atenderlo para evitar complicaciones y gastos innecesarios.
Se debe evitar también, utilizar los dientes como herramientas para cortar, abrir refrescos, morder caramelos o hielos.
De igual manera, evitar dulces, golosinas, bebidas gaseosas, los jugos artificiales y las bebidas energéticas y alcohol. No consumir tabaco en cualquiera de sus formas, inhalado o masticado, este puede ocasionar cáncer de boca.
Hay que alimentarse saludablemente, comiendo frutas y verduras que ayudan a prevenir infecciones bucales.
Cualquier tipo de sangrado, irritación, enrojecimiento o la aparición de bolitas, úlceras, o lesiones, deben ser atendidas por un odontólogo. Las enfermedades bucodentales se pueden prevenir a través de hábitos saludables.
“Salud bucal, mucho más que dientes sanos”.