Más pobreza en la población; sigue aumentando la gasolina

Y sigue subiendo el precio de las gasolinas porque el gobierno federal le está quitando poco a poco los subsidios, primero a la Premium y después a la Magna, hasta que el consumidor pague el costo total y cargue con precios demasiado altos. Al final, el único objetivo del gobierno es sacar dinero de donde se pueda y esto es de la población, a la cual literalmente ha sangrado durante los últimos seis años del gobierno de Peña Nieto, cuando se vio un fuerte deterioro en la economía de los mexicanos.
La reforma energética fue “el vaso que derramó el agua”, como se dice coloquialmente, y donde literalmente “nos dieron el tiro de gracia”, porque todo aumentó y los dueños de negocios pequeños y la gente de la clase media o baja no tiene dinero para sus principales gastos. Y de ahí, precisamente, viene el crecimiento de los huachicoleros, porque ellos venden más barato el combustible y la gente, a la que ya no le alcanzan sus recursos, ha buscado economizar de esta manera.
Entonces, pues precisamente es el gobierno el que ha alentado la economía ilegal porque no le brinda opciones a la población, porque no la apoya para avanzar y crecer, y al contrario, cada día, la hunde más en la pobreza. Ahora, con un nuevo gobierno en vísperas de tomar el poder, parece que las cosas no cambiarán mucho, pues López Obrador se ha mantenido calladito en el tema de las gasolinas y mejor ni lo toca. Muy mala actitud la del peje, porque mucha gente pensó que uno de sus objetivos sería reducir el precio de las gasolinas y muy seguramente no será así.