¿Se estará acabando el robo de huachicol?

Realmente no sabemos qué está pasando con el robo de hidrocarburo en el país y principalmente en esta región, donde muchos afirman que sigue la venta de combustible robado y pues la prueba es que la policía sigue encontrando camionetas abandonadas con bidones o prevalecen los incendios en bodegas de los huachicoleros.
Lo que sí se ha notado es que en la delegación de la PGR en esta ciudad, ahora Fiscalía General de la República (FGR) ya no hay tanto decomiso de camionetas, porque antes se podían ver largas filas de unidades viejas cargadas con bidones, y ahora ya son muy escasas y casi no hay.
El problema es que se habla mucho del contubernio que existe entre los huachicoleros y elementos de la policía y hasta del ejército, y realmente esto no sería nada raro, pues ya sabemos la gran corrupción que existe en el país.
Por otro lado, se ha ligado mucho la ola de asaltos en los transportes de pasajeros a que ya hay menos combustible robado y ahora, los otrora huachicoleros, se dedican a asaltar estas unidades.
La realidad es que este problema no será fácil de erradicar y mucho menos si siguen los aumentos a la gasolina, como el que ocurrió hace unos días. El dinero alcanza cada vez menos y la gente tiene que seguir luchando para sobrevivir, y mientras persistan los incrementos, muy seguramente habrá clientes para el huachicol. Desgraciadamente así es.