Tenemos que resistir para acabar con los huachicoleros

Tenemos que resistir. No hay de otra si queremos que se acabe el robo de combustibles en nuestro país y que termine esta horrible pesadilla que hemos padecido mayormente desde que surgió el gasolinazo que nos dio el ex presidente Enrique Peña Nieto, y que ha traído consigo muerte, delincuencia desmedida y desolación en muchas familias que han perdido padres o hijos en diversas ejecuciones o venganzas.
¡Ya basta! gritaríamos muchos mexicanos que estamos cansados de que día con día la gente robe lo que no es suyo, que haya personas que todas las noches se acercan a los ductos de PEMEX para extraer la gasolina y venderla a otros malos mexicanos que la compran sin pensar en el gran mal que le hacen a su país.
No es posible que haya gente que roba a su propia nación, cuando, contrariamente, debería estar defendiendo los bienes de la nación y no apropiándoselos ilegalmente. ¿Cuándo se había visto esto en algún país?
Ya es tiempo de que acabe esta aberrante situación y que quienes se han hecho ricos a costa de un bien nacional, paguen con cárcel, y urge “limpiar la casa” y llevar ante la justicia a directivos y trabajadores de PEMEX que han lucrado con lo que no es suyo.
Y esos huachicoleros que son habitantes de comunidades de esta zona, deben aprender a trabajar honradamente, a ganarse el pan con el sudor de su frente y no hacerse de dinero fácil, pero mal habido.
La solución debe ser radical y acabar de tajo con toda esta problemática, esto a pesar de la resistencia que muy seguramente pondrán los huachicoleros, a quienes se les debe enfrentar con todo el peso de la ley.
Por ello, los ciudadanos debemos aguantar y poner nuestro granito de arena apoyando a Andrés Manuel López Obrador y teniendo paciencia en que todo se arreglará. Bien vale la pena.