Feroz incendio amenazaba con quemar una zona natural protegida

Elementos de protección civil y bomberos de Tula tras un trabajo arduo apagaron al menos cuatro incendios de pasto, uno de estos en la punta del cerro de San Miguel de las Piedras donde se encuentra una reserva ecológica protegida por el municipio, donde se quemó pasto que había en al menos 10 hectáreas.
Eran minutos después de las 7:00 de la noche del viernes cuando los bomberos acudieron al cerro de San Miguel de las Piedras, sitio boscoso al cual tuvieron que llegar caminando, ya que fue imposible ingresar con alguna unidad.
Una fuerte llamarada que se observaba a gran distancia fue el punto donde los elementos se mantuvieron trabajando por largas horas, ya que el fuego que estuvo quemando pastizal, maleza y otros arbustos más propios del lugar, fue apagado con el equipo de zapa.
Este fuego que se expandió fácilmente por el fuerte viento amenazó de manera permanente llegar a una zona protegida por el municipio, pues dijeron los vecinos que ahí hay una reserva natural que día y noche es cuidada por el municipio que en esta ocasión pareciera que no pudo percatarse a tiempo para evitar poner la punta del cerro en un tono rojizo que brillaba en lo alto donde la gente evito ingresar a pesar de que los elementos les pidieron en reiteradas ocasiones les apoyaran para que los guiaran hasta el punto, desapareciéndose de igual manera el delegado que fue quien hizo el reporte.
Finalmente y después de un arduo trabajo los elementos lograron controlar el fuego que apagaron.
También un par de elementos se trasladadó hasta San Lucas Teacalco donde también se quemó un pasto que fue apagado, de igual manera otros dos más acudieron a retirar unas abejas a infonavit y minutos antes los bomberos apagaron un incendio en un predio aledaño el cual se encuentra cerca del antiguo basurero ubicado por la colonia El Llano, segunda sección.
Cabe mencionar que en ninguno de los casos resultaron personas lesionadas, solo fue la afectación y daño al medio ambiente y a la naturaleza.