Habitantes casi linchan a policía de Tula y a su hijo por supuesto robo; el elemento está grave y después nadie acudió a denunciarlo

Un policía municipal de Tula y su hijo, que es menor de edad, estuvieron a punto de ser linchados por un grupo de lugareños que los acusaron de que estaban robando un borrego. Los enardecidos habitantes los golpearon al grado de que el elemento se debate entre la vida y la muerte, y además les incendiaron su camioneta. Sin embargo, cuando tenían que acudir a denunciar el supuesto robo, nadie se presentó y ahora los acusados podrían ser las víctimas de los pobladores.
Este terrible hecho se registró el pasado domingo por la tarde, en un predio ubicado en la comunidad de San Pedro Nextlalpan, municipio de Tepetitlan.
Presuntamente todo inició cuando unas personas pudieron percatarse de que dos hombres, supuestamente estaban sacando un borrego de un corral que no era de su propiedad.
Ante esto, los lugareños ya enardecidos por lo que estaban viendo, se organizaron y lograron detener a los hombres a quienes golpearon severamente y finalmente decidieron entregarlos a la policía municipal de Tepetitlan y la policía estatal.
Así también y en medio del enojo de la gente, se dirigieron hacia donde estaba el automóvil en que viajaban las víctimas y le prendieron fuego. La unidad de color azul quedó varada a un costado del panteón y de una nopalera, y se dañó en gran parte de su carrocería.
Finalmente, los dos hombres al ser entregados con la policía, que fue alertada por algunos pobladores de esa zona, fueron trasladados al hospital general Tula-Tepeji donde son custodiados por policías mientras reciben atención médica.
Se informó que el policía se encuentra delicado de salud y se reporta grave.
NADIE DENUNCIO
EL SUPUESTO ROBO
Por otra parte, se conoció que cuando los dos hombres iban a ser puestos a disposición del agente del MP ya no se presentó la supuesta víctima del robo del borrego, el cual tampoco fue entregado como prueba.
Ante esto, ahora los dos detenidos podrían denunciar como víctimas por las lesiones que les provocó la gente.
Se informó que uno de los detenidos era policía municipal de Tula y el otro era su hijo de unos 15 años de edad, y son vecinos de la localidad de La Loma, municipio de Tepetitlan.
PRESIDENCIA DICE QUE SANCIONARÁ AL ELEMENTO
Por otra parte, la autoridad municipal de Tula dio a conocer un comunicado donde reprueba tajantemente los hechos y “la conducta del elemento adscrito a la Secretaria de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, ya que, afirman, no representa los valores institucionales e incumple el código de conducta que deben observar los servidores públicos aún en su horario de descanso”.
Dan a conocer que el elemento con iniciales C.H.A., se encontraba franco el día de los hechos y que será suspendido y sometido a la comisión de Honor y Justicia y del Órgano Interno de Control Municipal “para las sanciones correspondientes”.