EDITORIAL. ¿INOCENTES O CULPABLES LAS VÍCTIMAS DE LA EXPLOSIÓN?

Muy lamentables resultan los hechos en que decenas de personas están perdiendo la vida (y desafortunadamente, seguirán muriendo más) por la explosión del ducto de Pemex ocurrida en Tlahuelilpan. Pero muy lamentable es también que toda esa gente haya acudido a llevarse algo que no era suyo, combustible que nunca debieron haber tocado porque es propiedad ajena, es un bien de la nación que nadie les había regalado, a pesar de que muchos dijeron que hasta los del ejército lo estaban regalando (¡¡¡!!!).
Hoy, después de tanta información y tantas versiones, surgen comentarios de los familiares que buscan de alguna manera hacer creer que los afectados fueron personas inocentes “que sólo fueron por un poco de gasolina para ganarse unos centavos” o porque “no tenían para cargar a sus vehículos y fueron por un poquito”.
Así lo hemos visto en entrevistas televisivas, donde además dicen que son pobres y que requieren una indemnización para sus familiares.
Es muy triste todo lo que pasó, es cierto, pero hubo quienes, incluso, llevaron niños pequeños que ahora se debaten entre la vida y la muerte en los hospitales. ¿Será tanta la inocencia de esos padres y madres de familia que arriesgaron la vida de sus pequeños para ir por unos cuantos litros de gasolina? ¿Valía la pena poner en tanto peligro a esos seres inocentes?
También vemos que en Tlahuelilpan, como en muchos otros lugares, hay pobreza, pero esto no es un pretexto para robar lo que se pueda, no es un pretexto para delinquir abiertamente y tampoco para echarle la culpa, ahora, a los pocos militares que había en el lugar.
Ahora los familiares dicen que los elementos debieron haber evitado que la gente ingresara al lugar. Esto suena inverosímil porque ya hemos visto en muchos otros lugares, incluso lo que ocurrió apenas hace unas semanas en Santa Ana Ahuehuepan, donde los militares se defendieron y mataron a un hombre, pero la gente también golpeó y dejó desangrándose a otros tres militares. ¿Ustedes creen que no hubiera pasado lo mismo en el lugar de la explosión?
Se debe reflexionar que la gente fue realmente la responsable de sus actos, de estar en un lugar con un altísimo peligro y de ingresar a robar el hidrocarburo.
Por todo ello ¿Sería adecuado darles una indemnización a sus familiares y tomarlos como víctimas de un hecho que quienes acudieron al ducto, tomaron por su propia decisión?
La realidad así fue.