Historias de Tula. Familias Fundadoras de esta Ciudad

“La Verdadera Sabiduría está en reconocer la propia ignorancia” (Socrates)
Con esta Frase Celebre comienzo este artículo que es el comienzo de un trabajo de investigación sobre tantas Historias de esta Ciudad de Tula, más que nada sobre las Familias que hicieron crecer y los Grandes Hombres que Gracias a su trabajo y empeño diario formaron aquí su Vida y sus hijos, nietos y bisnietos forman parte de la sociedad actual.
En las grandes casonas que algún día existieron en esta Ciudad vivieron familias importantes, forjadores y testigos de la Historia que día a día se escribe en Tula de Allende.
Hoy en día todavía existe en el centro de Tula una casa de la Época Colonial, de techos Altos y vigas de madera ya casi destruida por el tiempo, con columnas que sostienen todavía la construcción original, aunque ha sido modificada para albergar locales comerciales puede verse que fue la casa de una de las familias originarias de Tula.
Para conocer la historia de esta casa y la familia que en ella habito tuve el Gran placer de Conversar con Don Raúl Cuauhtémoc Baptista Cravioto, quien habita actualmente esta vivienda de su propiedad. Nacido en Tula en 1934 en la calle de Mina, hijo único de José G. Baptista y Lucrecia Cravioto Olaco, estudio en la primaria Venustiano Carranza cuando el director de esta institución era el profesor Francisco Martínez de la Vega. En 1948 falleció su padre en un accidente Automovilístico cuando viajaba hacia la Ciudad de Pachuca en el poblado de Progreso de Obregón. Se dirigía a hacer el pago al personal del Hospital, ya que trabajaba como Administrador en este Nosocomio.
Entre sus Recuerdos Don Raúl tiene muy presente cuando esta Ciudad de Tula sufrió su Peor inundación aproximadamente en 1957, entre risas y bromas recuerda que el agua que se desbordo del rio Tula llegaba a una Altura de más de Un Metro y medio y que donde actualmente se encuentra la primaria Venustiano Carranza se podía andar en Lanchas, fueron muchos días de lluvia y el agua no disminuía su nivel, toda la Calzada Melchor Ocampo y el Campo de Futbol que se encontraba donde actualmente está la Clínica del IMSS, estuvieron bajo el Agua.
En 1955 entra a trabajar a la oficina de Hacienda, que en aquella época se ubicaba en la calle de Allende, más tarde ingresa a Cementos Tolteca en la planta de Atotonilco de Tula donde laboro hasta 1965, al terminar su relación laboral con la cementera comienza a trabajar como Agente de Ventas de la Compañía Nacional de Drogas que se ubicaba en Pachuca y le asignaron para atender la zona de Tula y parte del Estado de México.
En 1970 contrae Matrimonio con Rosaura Rosas Escobar, siendo ella originaria de Jilotepec, de este matrimonio nacieron 4 hijos Hombres de nombres José G., Miguel Ángel, Raúl Cuauhtémoc y Carlos, los 2 primeros radican actualmente en Tula y los otros 2 en otras ciudades de la República Mexicana. Lamentablemente Rosaura Rosas Falleció en 1994
Recordando los orígenes de la Familia Cravioto nos comenta Don Raúl que el negocio familiar de la imprenta fue fundado por Don Isauro Cravioto allá por 1800 aprox, que contrajo matrimonio con Amalia Olaco, misma que falleció en 1918 debido a la epidemia de Gripa que venía de Europa, principalmente de España, junto con 3 de sus hijos que también fallecieron.
Don Isauro Cravioto nació en Tula y su esposa Amalia Olaco era originaria de Huauchinango Puebla.
La imprenta Cravito fue muy conocida por todos los habitantes de Tula y como estaba ubicada en el centro de esta ciudad pues era muy fácil mandar hacer trabajos en este local comercial.
Sus mejores amigos de la infancia de Don Raúl Cuauhtémoc fueron Jorge Salgado, Otelia Gómez, Enrique Diaz, Mario Diaz, Ricardo Diaz, Graciela, Martha, Olivia y Alicia Diaz, todos ellos hijos del matrimonio de Enedina Padilla y Ricardo Diaz, esta gran familia también forma parte de los Forjadores de la historia de Tula.
NEGOCIOS FAMILIARES
Otra de las grandes familias que recuerda Don Raúl es la de Don Joaquín Sanabria y Filiberta Suarez, originarios de Jilotepec, cuyos hijos fueron Yolanda, Joaquín y Jesús, también importantes en el comercio de esta ciudad en esas epocas.
Recordamos que la farmacia Moderna siempre estuvo ubicada en la esquina de la calle de Mina y que fue fundada por el Sr. Miguel Salgado y su esposa Elena Nava, fundada en 1930.
Otro conocido de la calle de Mina fue Celso Martínez que era propietario de un bar, ahí también se ubicó la Tlapalería “La Especial” de Don Pedro Gómez, comerciante muy apreciado por los habitantes de Tula ya que fue un gran hombre de Amable Carácter y siempre servicial con sus Clientes, como era típico de las tiendas en esos Tiempos se Vendía de todo, desde un clavo hasta una silla para montar a caballo, desde una Aspirina hasta un Avión de juguete, tienda llena de bellos recuerdos para quienes vivieron su infancia y juventud en las épocas que Tula, era una Villa y que escasamente tenía 5 mil habitantes allá por 1930.
Otro amigo de la juventud fue Aurelio Flores quien era jefe de a estación de Tula y sus hijos fueron Francisco, Lucia y Amalia, quienes eran vecinos en la calle de Mina y Allende.
Otro de sus grandes conocidos fue el Doctor Carrillo que originalmente llego a ubicar su consultorio en Tlahuelilpan, pero debido a la poca clientela que alla tenía decidió mudarse y probar suerte en Tula con el Doctor Melero, su consultorio se ubicó en la calle Hidalgo no. 17, joven médico que poco a poco se relacionó con la sociedad de esa época y por su Amistad con Arminda Cravioto también conocieron a la Familia Esper, formada por Don Jorge Esper y Dona Mariquita, de este matrimonio los hijos fueron Alicia y Antonio (Tanza). Esta familia de origen Árabe se dedicaba a la Venta de Muebles en la calle de Hidalgo.
Alicia Esper contrajo Nupcias con el Doctor Raúl Carrillo, tuvieron 3 hijos, Raúl, Jorge y Alicia, todos ellos radican fuera de esta ciudad de Tula y nos enteramos que Alicia Carrillo Esper actualmente vive en Canadá, felizmente casada y con una numerosa familia.
Son tantos los Recuerdos de bellos tiempos que nos platica Don Raúl Cuauhtémoc Baptista Cravioto, además de compartir Fotografías de los grandes Bailes que se organizaban en el Salón Salgado, que se ubicaba en donde actualmente está la Ex Secundaria para Trabajadores. Allí se daban cita los jóvenes y jovencitas de la sociedad, conviviendo sanamente y con vecinos de San Marcos, De Cruz Azul y otros poblados vecinos a Tula, para escuchar las grandes bandas que hicieron historia musical.
Agradezco infinitamente su tiempo y el haber compartido sus recuerdos a Don Raúl Cuauhtémoc, ya que forma parte de las Historias de Tula y familias fundadoras de esta Ciudad.
Los espero en una próxima edición en este espacio de HISTORIAS DE TULA….!!!Saludos !!!