“Los $5 mil millones que anunció AMLO para la reconfiguración de la refinería, beneficiarían también a cementeras”: Gadoth Tapia

En entrevista el alcalde de Tula, Gadoth Tapia Benítez dio a conocer algunas de las acciones en las que se emplearán los 5 mil millones de pesos que el presidente de la República electo, Andrés Manuel López Obrador anunció que vendrían para esta región en el próximo ejercicio fiscal.
En encuentro con los medios dijo que una buena partida de los fondos se utilizará en consolidar la reconfiguración de la refinería Miguel Hidalgo y poner en marcha la planta coquizadora para aprovechamiento de residuales y dejar de quemar combustóleo para beneficio del medio ambiente.
Otro aspecto importante -señaló-serán las conclusiones de los gasoductos Tuxpan–Tula y Tula–Villa de Reyes de la termoeléctrica Francisco Pérez Ríos, que permitirán al complejo empezar a utilizar gas natural para sus procesos además de que las cementeras más grandes de la región también lo emplearán.
“Las cementeras más grandes de la región: La Cruz Azul, Lafarge y Cemex siguen con la quema de combustóleo… tener la planta coquizadora nos permitirá buscar otra opción en beneficio del entorno ecológico, lo mismo que para la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que quema combustóleo en exceso”.
Reiteró que entonces parte de las inversiones que se han anunciado serán para la—- reconfiguración, la planta coquizadora y dar seguimiento a los gasoductos, los cuales reconoció que han generado algunos impactos sociales y controversias, “pero si lo vemos de manera clara, el desarrollo de otros países se ha logrado mediante el uso de energía natural”.
Reveló que los conflictos generados con los ejidos de Tula por la introducción de la tubería de los gasoductos continúan, pero dijo que hay total disposición de la empresa TransCanada para cumplir las demandas de la gente, “existe mediación del gobierno del estado”.
POSITIVA LA CANCELACIÓN
DEL AEROPUERTO
Gadoth Tapia Benítez consideró que la virtual cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en su ubicación de Texcoco trajo impactos positivos al municipio y su región, ya que el excedente de aguas residuales de esas instalaciones ya no se desembocarán en el río Tula, con lo que se evitarán inundaciones en las partes bajas de esta ciudad.
Comentó que, de acuerdo a grupos ambientalistas se esperaba mayor flujo de agua negra en la zona, que se conduciría a través del río Tula, pero aclaró que esta información no la podría asegurar categóricamente porque no es un experto en hidrología.
En entrevista se pronunció acerca de la continuación del revestimiento del río Tula, que por ahora se encuentra detenido, pero que seguramente la Comisión Nacional del Agua (Conagua) continuará tan pronto pase la temporada de lluvias y puedan volver a trabajar de manera segura al interior del afluente.
Mencionó que a ciencia cierta no está a favor ni en contra de la obra, pero que se puede ver un impacto positivo en lo que se tiene hasta ahora, dado que no se ha tenido ni una sola de las inundaciones históricas que se sufrían en las partes bajas del municipio como La Mora, La Malinche o San Lorenzo.
Por último, llamó a los grupos en contra de los trabajos a replantear su posición basado en un tema de Protección Civil y de salvaguarda de la integridad de la ciudadanía.