Miscelánea Tolteca. SE FUE SIN SER JUZGADO

* Por fin se fue el peor presidente que ha tenido México
Antes de las elecciones un buen amigo que trabaja para el gobierno de Hidalgo comentó un rumor: Peña Nieto había pactado con López Obrador el triunfo de éste último para la presidencia, nadie sabía a ciencia cierta. Hoy estoy segura que el compromiso fue que Peña y algunos de sus principales colaboradores, no serán investigados durante el mandato de AMLO, por esto tanta insistencia en la ley de amnistía, ni serán perseguidos políticos aunque sea evidente que la corrupción fue el principal eje de su gobierno.
Y para estar más “amarrado” el asunto, tan sólo de julio a noviembre de 2018, el Gobierno de EPN puso bajo reserva –a salvo de ojos fisgones– 3 millones 776 mil asuntos, bloqueándolos del acceso público, a pesar de la existencia de la Ley Federal de Transparencia, que dicta que cualquiera de estos datos debe estar al alcance de todos.
Petróleos Mexicanos (Pemex) reservó hasta 2023 todos los datos sobre las negociaciones detrás de un contrato otorgado a Odebrecht por mil 811 millones de pesos para el proyecto de aprovechamiento de residuales en la refinería de Tula, Hidalgo.
En esas montañas de carpetas hay asuntos cruciales para el rumbo que tomará México por tratarse –en muchos casos– de tramas de corrupción. O las razones que originaron la guerra en contra del narcotráfico, que desató una etapa histórica de violencia en el país, con miles de muertes violentas, desaparecidos y desplazados, en un fenómeno que aún no ha sido remediado, pues la escalada continúa
Alejandro González, director de Gestión Social y Cooperación (Gesoc), lamentó que el gobierno saliente no haya sido capaz de castigar a los suyos, en especial a aquellos altos funcionarios que estuvieron involucrados en actos de corrupción; por ejemplo, el del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, vinculado al caso Odebrecht; la extitular de Sedatu, Rosario Robles, acusada por desviación de recursos; o el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, que por negligencias en la construcción de Paso Exprés de Cuernavaca, se provocó un socavón que acabó con la vida de dos personas.
Muchas personas coincidirán conmigo, no olvidaré como este presidente se levantaba todas las mañanas pensando como joder a México.
Comenzó la presidencia en una elección comprada y termina siendo el más repudiado. Su sexenio se define en actos de corrupción, impunidad, la Casa Blanca, Ayotzinapa, las nefastas Reformas Estructurales, nula impartición de justicia, la Estafa Maestra, asesinatos de periodistas que quedan impunes.
Y nos deja un “recuerdo” mas, un chofer de SEDESOL en cinco años se volvió un funcionario millonario de SEDATU.