Asteroide calavera que pasó cerca de la Tierra en Halloween

El pasado 31 de octubre, el asteroide 2015 TB145 pasó muy cerca de la tierra sin que se presentaran afectaciones de cualquier tipo.

La roca fue bautizada coloquialmente con el nombre de Halloween o ‘Great Pumpkin’, gran calabaza en español, esto debido a su peculiar forma.

Ya en 2015, el asteroide había acaparado los titulares por dos razones especialmente: su particular forma muy similar a la de un cráneo humano, así como por su paso cerca de la tierra se registró entre un 31 de octubre y primero de noviembre cuando en el mundo se celebra ya sea Halloween, de todos los Santos o de los muertos.

Autoridades de la NASA asumen es este asteroide podría ser un cometa extinto y con esto se implicaría que cuente con una mezcla de agua con CO2 y más elementos.

Si bien hace 3 años pasó a 310 mil millas de la tierra, esta vez aunque pasará de nuevo, lo hará a 24 mil millones de millas más o menos, el 11 noviembre y aunque estará más lejano, la NASA asegura poder todavía hacer observaciones importantes para seguir indagando.

“La trayectoria de 2015 TB145 es bien entendida”, dijo Paul Chodas, gerente del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, Pasadena, California. “En el punto de enfoque más cercano, no estará más cerca de 300 mil. millas – 480 mil kilómetros o 1.3 distancias lunares. A pesar de que está relativamente cerca de los estándares celestes, se espera que sea bastante débil, por lo que los observadores de la Tierra en el cielo nocturno necesitarían al menos un pequeño telescopio para verlo”, comentó un informe elaborado por la NASA

Se conoce por su cercano paso hace tres años, que refleja solo entre 5 y 6 % de la luz del sol haciéndole poco más reflectivo que el carbón, y podrá ser divisado de nuevo cerca de la tierra para el año 2082.

Durante el rastreo, los científicos usarán la antena DSS 13 de 34 metros (110 pies) en Goldstone para rebotar las ondas de radio del asteroide. A su vez, los ecos de los radares serán recopilados por el Telescopio Green Bank del Observatorio Nacional de Radioastronomía en Green Bank, Virginia Occidental, y por el Observatorio de Arecibo del Centro Nacional de Astronomía e Ionosfera, Puerto Rico.

Los científicos de la NASA esperan obtener imágenes de radar del asteroide tan bien como unos 7 pies (2 metros) por píxel. Esto debería revelar una gran cantidad de detalles sobre las características de la superficie, la forma, las dimensiones y otras propiedades físicas del objeto.