Científicos hallan primera evidencia de sistema de agua subterránea en Marte

Marte no siempre fue un planeta polvoriento y árido.

Modelos previos han demostrado que el planeta estuvo desbordado de agua que gradualmente fluyó bajo la superficie. Pero un nuevo estudio detalla la primera evidencia geológica directa de un “sistema subterráneo de agua en todo el planeta”. El estudio explica la historia acuática de Marte y sugiere nuevas localidades en donde futuras misiones a Marte puedan encontrar señales de vida.

Estas revelaciones fueron hechas por geólogos de Marte y la nave Mars Express Orbiter de la Agencia Espacial Europea (ESA). La nave, que se lanzó en 2003, orbita constantemente el planeta y está equipada con cámaras de alta resolución que toman fotos de la superficie del Planeta Rojo. Investigadores de la Universidad de Utrecht, dirigidos por Francesco Salese, estudiaron las imágenes y analizaron las fotos de 24 cráteres en el hemisferio norte de Marte en busca de señales de que el agua fluyó una vez por allí.

Sus hallazgos publicados en la revista Journal of Geophysical Research: Planets demuestran que todos estos cráteres tienen señales de que una vez contuvieron agua corriente. Esto llevó a los investigadores a creer que Marte tuvo una vez una reserva de agua depositada entre 4,000 y 5,000 metros bajo el nivel del mar de Marte.

“El Marte joven era un mundo acuático, pero a medida que el clima del planeta cambiaba esta agua se retiró hacia abajo de la superficie del planeta para formar pozos de aguas subterráneas”, dijo Salese en un comunicado.

Los cráteres muestran una amplia variedad de características: canales moldeados por agua, evidencia de valles formados por la erosión y la presencia de orillas y terrazas creadas por agua reposada. También hay evidencia de deltas — que se forman cuando el agua que fluye lentamente deja sedimento a su paso — en 15 de los 24 cráteres. Los investigadores no encontraron evidencia de que el agua había fluido desde el exterior de los cráteres, lo que lleva a los expertos a creer que el agua fluía desde el suelo.

Debido a que cada cráter mostró restos geológicos de actividad acuática entre aproximadamente 4,000 y 4,800 metros, el equipo sugiere que todos los cráteres que estudiaron pudieron haber estado conectados por el mismo sistema de agua subterránea, aunque no pueden certificarlo con base solamente en esta evidencia.

Cualquiera que sea el caso, los signos de agua indican el posible descubrimiento de vida – o los restos de ésta – en el Planeta Rojo.

“Hallazgos como éste son sumamente importantes; nos ayudan a identificar las regiones de Marte que son más prometedoras en cuanto a encontrar signos de vida pasada”, dijo Dmitri Titov, un científico de proyecto con el Mars Express.

La evidencia de agua en Marte se está sumando a las sugerencias de que el planeta podría contener agua líquida incluso hoy en día. En julio de 2018, un grupo de científicos investigaron el helado polo sur con el radar del satélite Mars Express y hallaron que el hielo polar podría ocultar un lago con agua líquida y salada. El 19 de febrero, otro equipo sugirió que el lago podría haber sido causado por la actividad volcánica en la corteza marciana, creando un lago subterráneo que puede albergar la vida.

El hallar esa vida será el foco de varias misiones futuras, incluyendo la del vehículo Rosalind Franklin de la ESA, que se espera que llegue a Marte en 2020.