Inadmisible, usar técnica de edición genética, afirma experto de la UNAM

El uso de la herramienta CRISPR-Cas9 para alterar el ácido desoxirribonucleico (ADN) de dos embriones sanos –dos gemelas– para evitar que se contagiaran del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), anunciado por He Jiankui, de la Universidad de Ciencias y Tecnologías del Sur, de Shenzhen, China, es inadmisible, con graves implicaciones éticas y posiblemente con consecuencias negativas en un futuro para esas niñas, afirmó Félix Recillas-Targa, director del Instituto de Fisiología Celular (IFC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Recillas-Targa, experto en genética molecular, dio a conocer la postura del instituto respecto de dicho experimento, anunciado el 26 de noviembre por el genetista chino y el cual se concretó en el nacimiento de las gemelas, en quienes el asiático quiso evitar que heredaran el VIH que padece su padre.

Es inadmisible, porque los embriones estaban sanos y fueron modificados genéticamente con el sistema CRISPR-Cas9, causando una mutación en el gen CCR5 para que las niñas fueran resistentes a una infección por VIH, señaló Recillas-Targa en conferencia en el IFC.

Un aspecto que molestó a la comunidad científica internacional es que los resultados no fueron publicados en una revista especializada, así que no fueron revisados por sus pares ni están a disposición de los investigadores. No sabemos exactamente cómo se hizo el proceso, aseguró.

Ahora, el Ministerio de Salud chino, el gobierno de ese país y la Universidad de Hong Kong han prohibido a Jiankui continuar con sus experimentos.

Situación preocupante

Esta situación preocupa a la comunidad científica, y no quisiéramos que se satanizara al sistema CRISPR-Cas9, que nos ha dotado de información inédita y valiosa para el desarrollo de la investigación científica cuando se aplica en modelos animales permitidos, añadió.

CRISPR-Cas9 es un sistema de edición genética que da la posibilidad de modificar la información genética de un ser vivo, para eliminar o incorporar secuencias de ADN, que contiene las instrucciones genéticas para el desarrollo y funcionamiento de todos los organismos vivos y algunos virus. Es responsable de la herencia genética.

Es una herramienta que ahora usan innumerables grupos de investigación, incluidos varios del IFC-UNAM, que trabajan con animales y plantas.

Ricardo Tapia Ibargüengoytia, investigador emérito del IFC e integrante del Colegio de Bioética AC, señaló que el dilema ético que enfrenta la comunidad científica debe debatirse y regularse. Hubo falta de transparencia y será necesaria la regulación de la manipulación de embriones.