Muere George el caracol, el último de su especie

El martes 1 de enero murió George el caracol, quien tenía aproximadamente 14 años. Pero no fue un molusco cualquiera, era el último de su especie, Achatinella apexfulva, más conocida como caracol de árboles hawaianos, anunció el Departamento de Tierras y Recursos Naturales de Hawaii (DLNR), en un comunicado de prensa.

Según el DLNR, la muerte de George es “una gran pérdida para los residentes locales”, quienes lo observaron en exhibiciones de escuelas locales y también leyeron de él en artículos científicos.

Esta especie vivió en solitario en la isla Oahu, Hawai. Su nombre rendía homenaje a Solitario George, la última tortuga gigante de las Galápagos. No solo tuvieron en común un nombre, sino que fueron especies en cautiverio.

George el caracol, el único sobreviviente

Hace 21 años, los últimos diez caracoles conocidos de Achatinella apexfulva fueron llevados a un laboratorio de la Universidad de Hawai. Aunque se produjeron algunos descendientes adicionales, todos murieron excepto George.

En 2017, se recolectó un fragmento de dos milímetros del pie de George con fines de investigación, y su tejido corporal se congeló en un contenedor en el Zoológico Congelado de San Diego.

Por su parte, David Sischo, biólogo del Programa de Invertebrados de Hawái lo describió como:

“un caracol tímido” y dijo que nunca lo había visto fuera de su concha hasta cumplir los diez años.

En Hawái existen más de 750 especies de caracoles terrestres, Apexfulva significa “punta amarilla” y fue la primera especie de caracol que describió la ciencia de las islas hawaianas.

“Los caracoles terrestres de Hawai están actualmente amenazados por el cambio climático y las especies invasoras”, comentó la DLNR.

En busca de su protección
Para proteger a los caracoles terrestres de Hawai, el estado creó el Programa de Prevención de la Extinción de Caracoles (SEP por sus siglas en inglés), el cual tiene como objetivo proporcionar protección a sus hábitats y la reducción de los depredadores.